CRÍTICA La tortuga roja

Estás en: Animanga > Críticas > La tortuga roja

La Tortuga Roja: Nunca un naufragio fue tan evocador

El galardonado director Michaël Dudok de Wit nos trae una pieza intimista en colaboración con el estudio japonés Ghibli

Jesús Terán
12/01/2017 20:00
Michaël Dudok de Wit ha vuelto a hacerlo. Tras varios cortos como el ganador del Oscar en el año 2000, 'Padre e Hija', el director holandés se estrena con los largometrajes trayéndonos una joya de la animación moderna. Estamos ante un cuento simple, a la vez que complejo, donde un hombre tendrá que superar un naufragio con la ayuda de la naturaleza, al mismo tiempo que se enfrenta a ella. Además, esta producción franco-belga-japonesa ha contado con la colaboración del archiconocido Studio Ghibli y de uno de sus tótems, Isao Takahata, director de obras maestras como 'La Tumba de las Luciérnagas' o la más reciente 'El cuento de la Princesa Kaguya'.
Imagen asociada al video 36560

La Tortuga Roja, una fábula para recordar

Tras una fiera tormenta, un hombre sea cae de su bote y termina naufragando en una isla desierta. Está rodeado de frutas para comer, un pequeño lago para beber agua fresca, animales para hacerle compañía y un gran bosque de bambú para tener madera a mano.

En su primer intento de hacer una balsa para escapar del lugar, un animal desconocido la destroza y termina regresando desconsolado. No sólo le vuelve a ocurrir, sino que en su tercera intentona, observa que es una gran tortuga marina roja la que está tras los constantes sabotajes. Lo que no sabe, es que dicho animal cambiará el rumbo de su vida.

La Tortuga Roja

Náufrago

Olvidad por un momento que el logotipo de Ghibli aparece en el cartel de la película. Sí, es verdad que tiene cierta influencia de Isao Takahata en el tema artístico, pero a partir de ahora veremos la cinta como el cuento que Michaël Dudok de Wit nos quería contar. Y desde luego, para tratarse de su primer largometraje, lo ha contado muy bien.

En primer lugar, sabed que durante los 80 minutos que dura, no se artícula ninguna palabra más allá de algún grito o gruñido, y tampoco le hace falta. La expresividad del protagonista, la profundidad de los escenarios, lo vivos que están los animales, son solo algunos de los elementos que hacen que la historia fluya en todo momento.

El ritmo es pausado pero constante, y no aburre en ningún momento. De hecho, nos brinda varias ocasiones donde lo onírico y lo real se funden, con espectáculos tan sorprendentes como un puente sin fin hacia el mar o un cuarteto de cuerda en mitad de la playa.

La Tortuga Roja

Pero no todo es supervivencia y contemplación en una isla desierta, y la adrenalina subirá de vez en cuando con alguna que otra escena llena de intensidad. El humor tampoco podía faltar, y un grupo de curiosos cangrejos de mar nos sacará alguna que otra sonrisa.

La historia es un regalo de principio a fin, y no habría sido posible sin la ayuda del guionista francés Pascale Ferran. Pero como no hay nada perfecto en esta vida, se podría decir que la segunda mitad, centrada en la familia y el crecimiento (y no suelto más spoilers), no es tan redonda como la primera. Eso sí, el desenlace es una delicia.

El lago azul

El plano técnico es otra maravilla. Desde la primera escena de la tormenta podemos ver lo cuidada que está la animación. Pero no es solo el movimiento, también lo bien dibujados que están los paisajes, y todos los animales que habitan el ecosistema, incluyendo al ser humano. Quién iba a decir que una cara tan simple iba a estar tan llena de sentimientos.

La Tortuga Roja

Pero esto no es cine mudo, y toda la isla está llena de vida gracias a la selección de efectos y sonidos que se han utilizado, desde el soplar del viento, hasta las pequeñas pisadas de un cangrejo. La banda sonora de Laurent Perez del Mar nos pondrá en situación, tanto en los momentos tranquilos como en los tensos, con varios leitmotiv que nos acompañarán, incluso tras salir de la sala.

El Robinson y la Tortuga

Como habéis podido leer, estamos ante una película sobresaliente y la que hay que estar atento a cada detalle que nos muestra. Una historia evocadora con una animación fluida y muy expresiva, acompañadas de unos efectos de sonido muy naturales, y una banda sonora con varios temas que se nos quedarán pegados a la oreja. Nos hará sonreír y nos hará llorar, por mencionar dos de los muchísimo sentimientos que nos transmitirá.

A partir de aquí, lo único que puedo hacer es recomendar que la veáis por vosotros mismos, esperando que la opinión que saquéis sea tan buena. Además, tenéis la oportunidad de verla en pantalla grande, ya que a partir de mañana, 13 de enero, se estrena en las siguientes salas del territorio nacional, gracias a Karma Films.

La Tortuga Roja
9

Lo mejor

Una animación increíble acompañada de una gran banda sonora

Un cuento pausado pero muy bien narrado

Y con un punto final inmejorable

Lo peor

Por ponerle una pega, la segunda mitad no es tan redonda como la primera

¿Cómo analizamos?
2 comentarios
Mensajes recientes
Sin avatar
Danille_Steed 11/01/21 08:21:19
00
Bien, bueno, supongo que debería darte algunos antecedentes antes de lanzarme a la historia de cómo cambié cuando me fui a vivir con mi hermanastrohttps://www.bigbootytube.xxx .

Mi madre me crió sola después de que mi padre muriera en Afganistán. Vivíamos en una casa modesta con mamá luchando para llegar a fin de mes. Hace cuatro años, mi madre conoció a un hombre, Tony, de quien se enamoró y a menudo me dejaban sola en casa, mientras que mi madre tenía citas y, a veces, los fines de semana con él.

Hace dos años Tony nos invitó a mamá y a mí a ir a vivir con él y mamá estaba loca. En ese momento Tony tenía un hijo de 22 años, Noah, que estaba en la universidad y yo me hice cargo de su dormitorio más grande como si fuera mío.

Tony es un buen tipo que siempre hace todo lo posible por complacer a mamá y a mí, y tuve la impresión de que su hijo Noah era un chip de la vieja cuadra, aunque no lo vimos mucho porque su universidad estaba a más de cien millas de distancia. .

La vida continuó durante los siguientes 2 años hasta que, a la edad de 18 años, mi educación llegó a su fin y tuve que buscar trabajo para pagar mi vida. El problema era que la casa de Tony estaba en un pequeño pueblo a millas de cualquier lugar con pésimo transporte público.

Mamá, Tony y yo discutimos el problema y se decidió que tendría que conseguir un piso o un apartamento pequeño en la ciudad más cercana a 30 kilómetros de distancia y conseguir un trabajo allí.

Ahora no soy la más brillante de las chicas y mis calificaciones nunca fueron muy buenas, por lo que no me ofrecieron un lugar en la universidad. Hubo universidades donde podría haber avanzado mi educación, pero eso me habría dado problemas de transporte porque ya no tenía derecho a usar el autobús escolar, por lo que conseguir un lugar en la ciudad parecía ser mi única opciónhttps://thefreecams.net .

Todo esto sucedía a principios del verano y justo antes de que empezáramos a buscar un lugar, Noah llegó a casa un fin de semana durante el cual le explicamos mi situación a Noah y él hizo una sugerencia.

Para entonces, Noah había dejado la universidad y estaba dirigiendo su propio negocio, que había comenzado cuando aún estaba en la universidad, y le estaba yendo bastante bien. Tanto es así que se había comprado una bonita casa y un bonito coche. La sugerencia de Noah fue que me fuera a vivir a su casa, que estaba en los suburbios de una gran ciudad, y luego podría comenzar a buscar un trabajo cerca de la casa de Noah.

Eso sonó genial para todos y el asiento del pasajero del automóvil de Noah estaba ocupado por mí cuando manejamos más de 250 millas al sur el domingo por la noche.

Por supuesto que conocía a Noah, pero realmente no lo conocía porque casi nunca lo habíamos visto y durante el viaje hablamos mucho y nos conocimos mejor.

Quizás ahora sea un buen momento para describirme. Mido 152 cm de altura, peso 53 kilos, una figura de 32A 24 33, ojos azules y cabello castaño claro hasta los hombros.

Debido a mi estilo de vida modesto, no tenía mucha ropa y estaban todas en una pequeña maleta en la parte trasera del auto conmigo con una minifalda de mezclilla y una camiseta abrigada esperando que no llegáramos hasta la madrugada y hace un poco de frío. como siempre es donde solía vivir.

Paramos para un descanso a la mitad del camino ya las 11:00 pm todavía hacía bastante calor. Cuando se lo mencioné a Noah, me dijo que me acostumbrara porque era típico de esa época de la noche a fines de la primavera y principios del otoño.

"Entonces, ¿qué se siente en pleno verano?" Yo preguntéhttps://www.bigbootytube.xxx/categories ... t-updates/ .
0 0
DaríoCB
DaríoCB 14/01/17 15:17:55
00
Quiero ir a verla ;_;
0 0
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.